LA SALUD DE LA MUJER PASA POR LA BOCA

In Artículos by ClínicaLeave a Comment

 

¿ SABÍAS QUE…?

Durante la vida de la mujer  hay periodos de cambios hormonales  en los que las encías van a estar susceptibles a la inflamación y, por lo tanto, se eleva el riesgo de sufrir enfermedades bucales. En dichos cambios se debe prestar una especial atención a la salud de la encías y una adecuada planificación diseñada por el dentista que nos ayudará a minimizar estos riesgos.

 

PUBERTAD

La Gingivitis puberal  está asociada a los incrementos de las hormonas sexuales, estrógenos y progesterona.

Estos cambios producen un incremento de la circulación sanguínea en  las encías que favorece a una respuesta inflamatoria exagerada a la acción de las bacterias, siendo muy habitual el sangrado. Esta situación es transitoria y reversibles tras la pubertad.

La eliminación de la placa bacteriana mediante una buena higiene oral y profilaxis dental es la clave para controlar los síntomas.

 

MENSTRUACIÓN

La Gingivitis menstrual  ocurre justo antes de la menstruación y desaparece una vez esta ha empezado. Sus síntomas son sangrado e inflamación de las encías con tono rojo brillante e incluso pueden llegar ha aparecer úlceras en carrillos.

 

EMBARAZO

La Gingivitis gravídica o lo que se conoce como gingivits del embarazo es la inflamación de las encías durante el periodo de gestación y suele desparecer tras el parto. Las alteraciones en los niveles hormonales que se producen durante el embarazo afectan a los vasos sanguíneos de las encías, a las células del periodonto (tejido que rodea y soporta los dientes) a las bacterias de la placa y al sistema inmune local.

Los primeros síntomas de la encía son el enrojecimiento, sangrado con facilidad y el engrosamiento, lo que permite la entrada de más bacterias por debajo de ella.

La enfermedad periodontal puede elevar el riego de complicaciones durante el embarazo, por eso recomendamos que antes de ser madres se planifique una visita al dentista para resolver posibles problemas periodontales de la mujer.

Una adecuada técnica de higiene es fundamental para reducir la gingivitis y para la prevención de la aparición de posibles efectos adversos en el embarazo.

MENOPAUSIA

En la menopausia hay una reducción de los niveles de estrógenos y de progesterona, disminuyendo el efecto antiinflamatorio en la encía y la reducción de la densidad ósea. Se producen alteraciones en los tejidos, con una menor secreción y cambios en la composición de la saliva.

Los trastornos periodontales más frecuentes en la mujer menopáusica son síndrome de la boca ardiente ( sensación de quemazón, sequedad bucal y mal sabor), Gingivitis atrófica la encía adquiere una palidez anormal y la Gingivoestomatitis posmenopáusica las encías brillantes y secas, con sangrado fácil y color que puede variar entre pálido y rojizo.

Es fundamental el mantenimiento de los niveles de placa bacteriana, las visitas al odontólogo se deben realizar de forma periódica y recuerda que en el caso de estar tomando bifosfonatos orales debes de informarnos.

 

ANTE LA DUDA, NO DUDES EN CONSULTARNOS

 

 

 

Leave a Comment